ADVIERTEN QUE LA APERTURA DE ITAIPÚ PUEDE PROVOCAR DAÑO EN LA FAUNA ÍCTICA DEL PARANÁ

El doctor en Bioloogía Juan José Neiff explicó que la subida artificial del río podría llevar a los peces a lugares que quedarán secos una vez que vuelva rápidamente la bajante.

“Esta subida del Paraná tiene que ver con el caudal que largó Yaciretá: subió de 0,65 m que estaba a 1,22 m hoy. Falta todavía que llegue el caudal que está liberando Itaipú de 1.450 m3/s. Lo que no sabemos es si se llegará a superponer con el nivel actual. Si así fuera, podría llegar al nivel de desborde del río en las lagunas aledañas al cauce principal del Paraná, ya que llegaríamos a los 3 metros más o menos”, explicó el Prof. Dr Juan José Neiff, biólogo e investigador del CONICET en el Centro de Ecologia Aplicada del Litoral (CECOAL).

Según explicó el doctor en biología, el río Paraná abarca mucho más que el curso de agua que se ve normalmente. Toda la costa de Resistencia, pasando el puente general Belgrano, hasta la primera estación de servicio ubicada sobre la RN 16, constituye el lecho inundable del río y en el que se forman lagunas más o menos constantes, que hoy con la bajante están secas.

“Lo que a nosotros nos interesa que eso no se llene de agua, ya que este pico de creciente durará muy poco. La inundación de las lagunas lo que hace es engañar a los peces, que ingresan a esa planicie porque se llena de agua, y en pocos días se va a producir un descenso importante y los peces quedarán en seco”, detalló.

Neiff explicó que la liberación actual de agua de las represas se realiza para que los barcos que traen el mineral de Bolivia puedan circular. “No es algo que nos favorezca a nosotros. Es un negocio que ha hecho Brasil con Paraguay, porque tienen mucha agua acumulada en las represas en este momento, ya que no se está consumiendo tanta energía en el país por el coronavirus. Como Paraguay necesita sacar su producción, arregló con Brasil que liberen agua para comprarles la energía que se produce con la liberación”, explicó.

El problema para la fauna entonces, se producirá porque la liberación será momentánea y por la sequía no hay agua suficiente para mantener el río en un nivel más alto por varios meses.

Finalmente, reiteró que la acción de las represas no tiene efecto directo en la bajante extraordinaria, sino que la principal causa es la sequía. Las represas influirán sí en la subida momentánea del río, que será artificial y que podría afectar gravemente a la fauna íctica local del Paraná.

www.corrienteshoy.com


Was This Post Helpful:

0 votes, 0 avg. rating

Compartir: