FUE AMIGO DE JAVIER MILEI Y AHORA LO COMPARA CON HITLER Y STALIN: “CONSTRUYE EN BASE AL ODIO”

0
16

Antes fueron socios y escribieron libros juntos. “Está armando algo mesiánico, violento y decadente”, afirmó y criticó sus planteos que llegan a los jóvenes

El economista Diego Giacomini cuestionó hoy con dureza la propuesta electoral y el mensaje político que encarnó el diputado electo Javier Milei, a quien comparó con Adolf Hitler y Josef Stalin por plantear posiciones mesiánicas, basadas en el odio y con características violentas. Se trata de una voz que lo conoce desde hace años, antes incluso de su desembarco en la política, y la crítica llega a las pocas horas de que el candidato de La Libertad Avanza obtuviera más de 17% de los votos y se consolide como tercera fuerza en la Ciudad de Buenos Aires.

En una entrevista con Baby Etchecopar, en radio Rivadavia, Giacomini inscribió a Milei como parte de “la casta política” a la que el futuro legislador nacional critica. “Él ahora está rodeado de gente que conoce desde hace muy poquito, gente de capacidad nula y que solo quiere acceder al Estado por un salario y un cargo, como cualquier miembro rancio de la casta política, en esto es en lo que se ha convertido Javier Milei”, afirmó.

Javier Milei, ayer, en el discurso que dio después de las elecciones en las que quedó tercero en la ciudad de Buenos Aires.

Pero el cuestionamiento más duro tuvo que ver con el contenido político de su propuesta electoral: “La gente no necesita a nadie que los salve. ¿Quiénes vienen a salvar a las personas? Los Hitler, los Perón, Mussolini, los Stalin y cualquier ejemplar de América Latina, que los hay a montones. Los conservadores rancios que usan a la política y al Estado para lo que ellos piensan que está bien. Ellos siempre eligen enemigos: Stalin tenía de enemigos a Hitler y a la república. Hitler, a Stalin y a la república. Perón a los conservadores, al campo. ¿Por qué? porque construyen su accionar en base al odio hacia el enemigo. Lo mismo que Javier, exactamente”.

“Para mí, Juntos por el Cambio había sido el último emergente de la decadencia social argentina, que surgió en 2007. Esta decadencia argentina es más profunda y se extiende. Lo que está armando Javier, en términos de formación de estos chicos que te van a una marcha con el Falcon verde es un avance más en la decadencia. Hablan de casta política y la casta política no cae de un plato volador, emerge del sistema, que tiene su sistema de incentivos por un lado y otro otro de la arquitectura institucional”.

Mesianismo y violencia

Baby Etchecopar resaltó que ve “un perfil mesiánico de Milei, que plantea como que viene como enviado de Dios y no sé si hace falta eso en Argentina”, ante lo cual Giacomini respondió: “Él lidera una construcción violenta. Yo le decía Javier dejaste de enseñar y pasaste a tirar eslóganes berretas que te sirven para construir una masa de gente que sigue al Führer, al líder, sin querer formarse, sin querer pensar y eso alimenta cada vez más agresión. Todas las imágenes que hay relacionadas con el león, con Cristo, con el cielo, con Trump bajando del cielo. Todo eso es místico, es mesianismo, y detrás del mesianismo y la mística siempre hay enemigos y cuando hay enemigos hay violencia”.

Los festejos arriba del escenario del Luna Park. (foto Adrián Escandar)

“Habla de ‘zurdos de mierda, resentidos, los voy a pasar por arriba’. Esto va contra la ética de la libertad, porque puede haber algún resentido, pero si los zurdos están a favor de redistribuir el ingreso, están equivocados y no lo hacen por resentidos sino porque piensan que es lo correcto. Ahora, ¿por qué piensan eso? Porque los adoctrinaron así, en la educación pública desde chiquitos, que enseña que la vara que mide bien es el igualitarismo. Son personas que están convencidas, no lo hacen de resentidas”.

“En esto que hablamos de discursos mesiánicos y místicos, él recita una definición que para mí es muy paupérrima de Alberto Benegas Lynch de lo que es el liberalismo y la recita como si estuviera en misa, le falta las chicas que toquen la guitarra. Pero en el accionar, si hay algo que ni siquiera respeta ni un segundo, es el respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo. Si vos le decís a Milei algo que no le gusta, te pone del lado de los enemigos y eso es la antítesis de la libertad”, continuó el ex amigo del diputado electo.

Giacomini también se refirió al incidente que ocurrió en la noche del domingo, cuando un custodio apareció en medio del escenario y amagó con desenfundar su arma, en medio de un incidente que no quedó del todo esclarecido: “Lo que pasó se debe a que toda la construcción es violenta y al ser violenta está en la antítesis de la ética de la libertad, porque nosotros los que defendemos son las ideas de la libertad porque creemos que la gente en sí es buena. Por eso la gente se asocia, coopera, comercia, produce entre sí, los malos son los casos marginales”.

“Fue su defección, su inconsistencia, sus contradicciones, falta de ética, inmoralidad. Es muy increíble que Javier hable de falta de ética e inmoralidad cuando su accionar, desde que se metió en la política institucional es todo lo contrario. Tenés una persona que sin cargo, sin poder, sin manejo de partida presupuestaria, tranzó con todo lo inimaginable para poder acceder a una candidatura. Imaginátelo con poder, con cargo, con partidas presupuestarias. Ya, para empezar, vamos a tener que mantener seguramente a varios asesores que pongan. Todas las personas que lo rodeaban que era capaz y lo quería lo dejó solo en esta locura”.

Al ser consultado sobre si es verdad que Milei tiene “una pitonisa, una vidente con la que se maneja y dice que habla con Dios”, Giacomini respondió: “No te lo voy a negar”. Y ante las versiones de un supuesto mejoramiento de su situación económica personal, agregó: “Ninguna persona que está contenta con su vida privada y personal y que le va bien en lo económico en los medios privados -si está en su juicio- se mete en la política porque la calidad de vida se te desploma y no le das nada al prójimo”.

Y finalmente completó que su “mesianismo lo hace decir las cosas sin pensar, como por ejemplo que hace 500 selfies piso por día. Si eso es cierto, son 4 horas netas de selfies por día: eso es la antítesis del liberalismo, porque no produce, no labura y ya es miembro de la casta política, que va a poner a amigos y parientes inoperantes que vamos a pagar entre todos”.

www.infobae.com