CORONA DE LA REINA DE LA FNS

0
10

Una creación de una Diseñadora Regional que cobra más brillo con el paso del tiempo.

Carolina Sagario fue la responsable de la realización de la Corona que porta desde ahora la Soberana de la Fiesta Nacional del Surubí. La creación presentada en 1996 -aprobado el diseño- ha tenido este año algunos retoques o mejoras.

“Emoción, orgullo y satisfacción siente uno cuando ve la vigencia de la creación con el paso del tiempo”, dijo la diseñadora de moda que estudió en Buenos Aires y volvió a su lugar de origen por motivos familiares. Carolina ha diseñado vestuario para eventos de estas características, y actualmente “me instalé una boutique adaptándome a la ciudad y a la realidad de nuestro lugar”, sostuvo.

MATERIALES UTILIZADOS

La diseñadora, en relación a los elementos usados para la corona, explicó: “Hemos utilizado strass, cristales chicos austríacos de buena calidad, botones de strass sueco, surubíes con plancha de aluminio, mucha creatividad con las ondas de agua, alambre forrado, goma espuma terciopelo, como una diadema, con las herramientas que se cuenta desde ese momento”.

CALIDAD Y VIGENCIA

Carolina Sagario, afirmó: “uno hace las cosas de la mejor manera posible con elementos de primera calidad; y cuando se trabaja con materiales buenos, y se tiene el cuidado necesario, se mantiene intacto como en el diseño original. Además, he realizado coronas para la comparsa Poramba, para la Fiesta del Agricultor, con un rediseño después que se ha constituido como Municipio Carolina, además de casquetes a la reina, muchas confecciones pude crear”, destacó.

EMOCIÓN POR SUS CREACIONES

La diseñadora, sobre los trabajos realizados aseguró: “Me emociona cuando el trabajo, el diseño que uno hace, crea y para quien está destinado le gusta, me genera esa sensación de satisfacción, me siento realizada, porque uno puso la vida en ese diseño. Y al ver que con el paso del tiempo se sigue usando ese diseño, me vuelve a producir una sensación de enorme orgullo, satisfacción”.

TRABAJO ADMIRABLE

En la parte final, Carolina Sagario destacó: “La satisfacción más grande es que las personas estén conformes, al ver esta del Surubí provocó una reacción de admiración, por la creación, y es la mejor recompensa que uno recibe por el trabajo hecho y cobra más vigencia con el paso de los años”.